DÍA INTERNACIONAL PARA LA ABOLICIÓN DE LA ESCLAVITUD

Con el Día Internacional para la Abolición de la Esclavitud, se recuerda la fecha en que la Asamblea General de la ONU aprobó el Convenio, para la represión de la trata de personas y de la explotación de la prostitución ajena el 2 de diciembre de 1949.

“Nadie podrá ser sometido a esclavitud ni a servidumbre, la esclavitud y la trata de esclavos están prohibidas en todas sus formas”, artículo 4 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

La esclativud no es una reliquia del pasado, sino una realidad muy presente

La servidumbre ha adquirido formas diferentes a lo largo de la historia. En la actualidad, persiste tanto en sus formas tradicionales como en otras nuevas modalidades.

Aunque no está definida en la ley, la esclavitud moderna se utiliza como un término general que abarca prácticas como el trabajo forzoso y el matrimonio forzado. Con ella, se hace referencia a situaciones de explotación en las que una persona no puede rechazar o abandonar debido a amenazas, violencia, coerción, engaño o abuso de poder. Si bien el trabajo infantil no entra dentro del término general de esclavitud moderna, normalmente se suele relacionar con ella.

Más de 40 millones de personas en todo el mundo son víctimas de la esclavitud moderna, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Las mujeres y las niñas se ven afectadas de manera desproporcionada por esta lacra, representando el 71 por ciento del total, casi 29 millones. Del total de víctimas, un 25% son niños, alrededor de 10 millones.